El mármol blanco es un material que destaca por su belleza, resistencia y durabilidad, convirtiéndose en una opción predilecta para muchos hogares y establecimientos.

Sin embargo, mantener su brillo y coloración original puede ser un reto, especialmente cuando no se cuenta con las técnicas y productos adecuados. Por eso es las siguientes líneas vamos a ver cuáles son las mejores prácticas para la limpieza profesional de suelos de mármol, cómo blanquear el mármol blanco y cómo eliminar las manchas amarillas que pueden aparecer con el tiempo, ¡Vamos con ello!

Limpieza profesional de suelos de Mármol

Como empresa de limpieza que somos, y ofreciendo servicios de limpieza de todo tipo, sabemos lo importante que es mantener el mármol en perfecto estado.

El mármol es un material precioso, de alta calidad, que además no es económico de instalar en comparación con otros suelos como la cerámica. Y por ello sabemos lo importante que es cuidarlo para que dicha inversión merezca la pena. Para que con el paso del tiempo el suelo siga intacto e igual de bonito que el primer día, y dure casi para toda la vida… Hay hoteles, edificios de oficinas, y otro tipo de establecimientos como tiendas de lujo o restaurantes que han invertido en mármol para sus espacios y necesitan un servicio de limpieza de mármol que les ayude a cuidarlo como se merece, con profesionales que sepan cómo limpiarlo sin dañarlo.

Entendiendo el mármol blanco

Antes de adentrarnos en las técnicas de limpieza, es fundamental entender que el mármol es una piedra natural porosa, lo que significa que puede mancharse y desgastarse si no se cuida adecuadamente.

La elección de los productos de limpieza debe hacerse con sumo cuidado para evitar daños.

El proceso de limpieza profesional

Los profesionales de la limpieza de suelos de mármol empleamos técnicas y productos específicos que no solo limpian sino que también protegen la superficie.

Un proceso habitual incluye la limpieza en seco para eliminar polvo y suciedad superficial, seguido de una limpieza húmeda con productos neutros diseñados específicamente para mármol. Finalmente, se puede aplicar un sellador para proteger el mármol de futuras manchas y desgaste.

Productos recomendados

Para la limpieza diaria, se recomienda utilizar agua tibia con un poco de jabón neutro. Para manchas más difíciles, puede ser necesario recurrir a productos más específicos, siempre asegurándose de que sean aptos para el mármol.

¿Cómo se puede blanquear el mármol blanco?

Hay una serie de técnicas, maquinaria y productos de limpieza profesional que están diseñados, en especial, para ayudar a blanquear el mármol blanco. Y es que, con el paso del tiempo y el uso continuado, este material puede absorber manchas y sufrir arañazos en los que la suciedad se puede quedar incrustada.

Es importante diseñar soluciones de limpieza personalizadas para cada tipo de espacio y material, con la finalidad de que las superficies queden relucientes y mantengan su alta estética.

Uso de productos naturales

Una mezcla de bicarbonato de sodio y agua puede ser efectiva para blanquear el mármol sin dañarlo. Si tienes mármol en casa y quieres probar tú mismo, prueba a aplicar la pasta sobre la mancha, cubrir con plástico, y dejar actuar durante 24 horas antes de enjuagar con agua tibia. Es una técnica sencilla y segura.

Cuidado con los productos químicos

Es crucial evitar el uso de productos que contengan ácidos, como el vinagre o el limón, ya que pueden erosionar y manchar la superficie del mármol. Siempre es preferible optar por soluciones específicas para mármol o, en su defecto, productos de pH neutro.

¿Cómo quitar lo amarillo del mármol blanco?

Como te decíamos antes, con el paso del tiempo el mármol puede absorber manchas y que en algunas zonas se aprecie un color amarillento. Esto puede ocurrir si se caen bebidas como el café, el té, restos de comida, u otros productos como los cigarrillos, entre otros supuestos. Suele darse esta situación de que el mármol tenga zonas amarillas en espacios como restaurantes u hoteles, aunque también en oficinas o en viviendas particulares, por ejemplo en una encimera o escalera.

Identificación de la causa

El amarillamiento puede ser resultado de una variedad de factores, incluyendo la oxidación de hierro dentro del mármol o la acumulación de suciedad y grasa a lo largo del tiempo. Identificar la causa es el primer paso para tratar eficazmente la mancha.

Limpieza y tratamiento específico

Para manchas amarillas leves, una mezcla de agua oxigenada y unas gotas de amoniaco puede ser efectiva. Es importante realizar una prueba en una pequeña área oculta para asegurarse de que no dañará la superficie. En casos más severos, puede ser necesario pulir nuevamente la superficie del mármol. Para esto último vas a necesitar contactar con una empresa de limpieza como la nuestra, con maquinaria, productos y técnicas especiales para limpiar mármol.

Mantenimiento preventivo

Para evitar la aparición de manchas amarillas, es esencial realizar una limpieza regular y aplicar selladores específicos para mármol que protejan la superficie de la humedad y la suciedad.

Lo idóneo es que puedas contar con ayuda profesional. Contratar una empresa de limpieza te garantiza que tus superficies de mármol, y de cualquier tipo, se mantengan siempre brillantes, limpias e higiénicas, y libres de manchas que estropeen su estética.

En Limpiezas Aras, contamos con la experiencia y los productos necesarios para asegurar que su mármol blanco luzca siempre como nuevo. Contacta con nuestro equipo para ofrecerte una solución personalizada para la limpieza profesional de tus superficies de mármol.